Me crié trabajando en el campo Argentino, a los 7 años ya acompañaba, a veces, a juntar animales a caballo.

 

Tal es así que tengo una cicatriz junto a mi ojo derecho, me la hice juntando animales en mi cumpleaños número 7.  

 

A la edad de 16 años decidí empezar a amansar caballos. Solo como diversión. A mis 20 años empecé a compartirlo por Youtube, sencillamente porque no me llenaba el simple hecho de domar. Y para sorpresa mía, a mis 22 años me contrataron para dar mi primer “curso” en Uruguay.

 

Soy un gurí apasionado de la vida, intenso en todo aspecto. Siento muy fuerte las tristezas y el dolor, así como también disfruto muy profundamente el regalo de la naturaleza. 

 

Soy pragmático y autodidacta. Veo la vida desde una perspectiva enteramente filosófica y la vivo a pleno, sin permitir que el miedo me limite. Tengo una curiosidad que sostengo y exprimo con orgullo.

 

Y de ahí mi coraje. “La curiosidad mató al gato”, pues que me llegue la hora cuando deba de llegar.

 

Tengo un fuerte sentimiento diciéndome que todo eso que veo y toco no es lo que me define, sino que es una manifestación de lo que he sido hasta este momento. Si acaso voy a describir quien soy, lo hago con intención y avisando que me puedo equivocar. Pues somos humanos y el error es inevitable.

 

Hoy me dedico completamente a amansar caballos y a enseñar mi propia perspectiva de amanse y vida, la cual llamo El Arte de No Domar y es un derivado de la Doma India Scarpati.

 

Si los servicios que ofrezco no satisfacen tus necesidades y queres proponerme algo personalmente, te ofrezco ponerte en contacto y explicarme tu situación: